Javier Pulido
by Javier Pulido

El Employee Branding es una estrategia corporativa cuyo objetivo primordial infundir en los empleados un sentimiento de empoderamiento tal que lleguen a convertirse en embajadores de marca de la empresa para la cual trabajan. 

Esta estrategia Generalmente se desarrolla desde el área de marketing o talento humano como parte de las acciones de comunicación y posicionamiento interno de la marca, sin embargo, el nivel de esta iniciativa es de una envergadura tal que la lleva a ser ejecutada desde una gerencia de Branding ya que ésta debe ser parte integral de la estrategia de marca concebida conjuntamente con la estrategia del negocio. 

El objetivo principal es generar en el empleado tanto afecto por la marca para la cual trabaja, que que de manera espontánea difunda su pensamiento y vivencia frente a ella en casi todos los espacios de interacción y exposición social, como el círculo de amigos, de familia y hoy en día haciendo uso de las redes sociales.

La visión con la que se concibe es considerando al empleado como parte fundamental de la difusión y apropiación de la marca. Lo ideal es que nazca de la visión de la alta gerencia haciéndolo parte integral del desarrollo del negocio, integrándolo fundamentalmente al proceso de intervención de la cultura organizacional, la cual se rediseña tan profundamente que debe facilitar que cualquier acción de Employee Branding surta efecto de manera permanente.

Una estrategia de Employee Branding ejecutada bajo una cultura organizacional apta, convierte a cada empleado en un embajador de marca  que ha sabido interiorizar la cultura y los valores corporativos de la empresa, despertando el deseo de proyectarlos correctamente a través de su propios entorno. 

El employee Branding incentiva la coherencia del negocio.

Como consecuencia o resultado de una estrategia de Employee Branding coherentemente ejecutada, gracias a la reputación adquirida,  permite a la marca, ser percibida como un Great Place to Work, convirtiendo la acción de recluting, en una de atracción y talento, provocando que el talento sea quien manifieste su interés por ser parte de la empresa, (Employer Branding)

El aprovechamiento de las capacidades que el empleado desarrolla, permite involucrarlos en las estrategias de comunicación en social media, bien sea para que comparta el contenido generado por la marca, o bien, para que sea un generador de contenidos orgánicos.

Beneficios del employee Branding

Mide de manera espontánea la percepción que tienen los empleados de su empresa, al ver cómo los empleados mismos comentan y comparten con su círculo próximo su percepción de la marca. 

Incentiva a la coherencia del negocio, ya que obliga a que las acciones relacionadas con el propósito humano de marca deban cumplirse, soportando todas las iniciativas en una cultura organizacional garante del objetivo del Employee Branding.

Crea una reputación solida al evidenciar que el pensamiento que los empleados comparten corresponde a la propuesta de valor del negocio, convirtiendo a la empresa en un ente atractivo para clientes y stakeholders.  

Mejora el conocimiento que se tiene del negocio, ya que por medio de las referencias que expresan los empleados de su lugar de trabajo, potencializando la empresa en una fuerza comercial de costo cero.




Factores claves de éxito

Saber transmitir la ideología de la marca y su propósito de manera vivencial para que los empleados que participen en el programa, no lo vean como algo mandatorio o transitorio, sino como un compromiso real de la empresa hacia ellos.

Provocar acciones internas que merezcan convertirse en contenido, pues sin duda 
cada día el consumidor valora el que una marca permita ser conocida a su interior cada vez más queremos saber que hay tras bambalinas, pues se busca entablar relaciones con marcas reales y coherentes.  

Dar formación y facilitar herramientas a los empleados para que puedan crear contenidos para las redes sociales.


Involucrar a los empleados en las decisiones relacionadas con la cultura organizacional, delegando en ellos acciones que puedan repercutir posteriormente en la documentación de éstas,  para que empoderen realmente el ADN de la marca.